Si sabes cómo, emprender en el medio rural sí es posible

El Colectivo Tierra de Campos ejecuta la Escuela Rural de Emprendedores y Emprededoras para hacer más fácil la siempre difícil tarea de poner en marcha un negocio

raquel_pacos

No son pocos los que animados por la búsqueda de una vida mejor eligen el medio rural como opción para emprender y cambiar el rumbo. Pero las cosas son más fáciles si alguien te ayuda.
Y desde el pasado 1 de enero la Escuela Rural de Emprendedores y Emprendedoras puede hacer algo más sencilla la siempre difícil tarea de lanzarse a poner en marcha una idea de negocio.
El Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos -en su Estrategia de Desarrollo Local (Medida 19 ‘LEADER’)- ha diseñado la Escuela Rural de Emprendedores y Emprendedoras con el objetivo de “apoyar a todas aquellas personas que tengan una idea de negocio en el territorio de Campos y Torozos”, explica el técnico Francisco López.
Asimismo, este proyecto se dirige también a aquellos que “necesiten ampliar su formación para mantener o mejorar su trabajo”, comenta la técnico y formadora Raquel Sánchez.
Emprender no es fácil, por ello, “es necesario conocer ciertas herramientas para poner en marcha un negocio, y para que a su vez, tenga más posibilidades de éxito”, asevera el técnico y formador del proyecto Francisco Hernández. Y es que, “una empresa tiene que ofrecer un producto o servicio de calidad, pero no sólo vale con eso; además, hay que llevar a cabo un buen control financiero o conocer la legislación”. Sin duda, “una buena gestión empresarial influye mucho en la buena andadura de la empresa”.
En este sentido, Raquel Sánchez reconoce haber detectado “ciertas carencias en gestión o legislación entre muchas de las personas que se han acercado anteriormente a la entidad en busca de ayuda” en base a su experiencia con proyectos pasados.
Con el fin de que el emprendedor conozca y aprenda estas herramientas, la Escuela Rural de Emprendedores y Emprendedoras ofrece “asesoramiento, formación, tutorización, y acompañamiento durante el desarrollo de la idea de negocio”, dice Francisco López.

Asesoramiento
Así pues, el proyecto “ofrece asesoramiento a aquellos emprendedores que quieran poner en marcha un negocio, o bien, que deseen abrir una nueva línea o mejora”, comenta Francisco Hernández. Además, aquellos que quieran mejorar o mantener su puesto de trabajo “podrán acceder al aprendizaje de herramientas indispensables para la gestión, como la informática, tecnologías de la información y comunicación”. Sin olvidar que la Escuela busca “fomentar la cultura emprendedora entre la población”, añade Raquel Sánchez.

A la carta
Todo ello, “a la carta”, asevera el técnico del proyecto. De esta manera, el emprendedor “podrá elegir su horario de formación, dentro del tiempo de trabajo del técnico”, señala, Sánchez. El formador “trabajará –dice Hernández- en citas concertadas con la persona en función de sus necesidades”. También, “se pueden formar grupos entre varios emprendedores siempre que coincidan en sus intereses y necesidades, con el fin de buscar sinergias”, apunta López.
En estas sesiones, los participantes en la Escuela Rural de Emprendedores y Emprendedoras conocerán herramientas de ofimática, (hojas de cálculo, procesadores de texto, bases de datos…); Internet a nivel básico pero también el área de las gestiones bancarias, stock, redes sociales, publicidad; programas de diseño con el fin de saber cómo diseñar un logotipo, carteles o documentos promocionales; y otros de gestión con la idea de mantener un control empresarial, fiscal, contable o de facturación.
Si bien el proyecto “no lleva implícito que el emprendedor deba pedir una subvención de cara a abrir su propia empresa, los técnicos sí ofrecemos un apoyo en los trámites de solicitud”, aclara Francisco López.
La zona invita a embarcarse en proyectos muy distintos y en sectores como el de servicios, alimentación, hostelería, tecnológicos, industria o agroalimentario. Actualmente, “las personas tienen una gran concienciación de que para que un proyecto pueda salir hacia delante hay que trabajar mucho”, asevera Raque Sánchez. Y es que la crisis de estos años “ha hecho que la gente se mentalice de que las cosas no son fáciles”.
El objetivo es que “las personas se animen a poner en marcha negocios en la zona y que se creen puestos de trabajo”, reconoce Raquel Sánchez. Con el fin último de “asentar población y que los pueblos de la zona estén más vivos”, añade.
Aquellos que deseen informarse sobre la Escuela Rural de Emprendedores y Emprendedoras pueden pasarse por el Colectivo Tierra de Campos, que se encuentra en la calle Mediana, 5 Bajo A (Medina de Rioseco). También, a través del número de teléfono 983 725 000.

Anuncios